Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

de del

PERSONAJES ILUSTRES

RAMÓN CAAMAÑO, EL FOTÓGRAFO DE MUXÍA Gracias a este muxián perfeccionista, de gran memoria, apasionado por las puestas de sol y por su trabajo, las imágenes de las gentes, de los paisajes, de las fiestas, de las tradiciones y de la vida cotidiana de la Costa da Morte se extendieron dentro y fuera de la geografía gallega. La vida de Muxía y de la sus gentes están inmortalizadas para siempre. Su legado suma muchas más de cincuenta mil imágenes que custodia su yerno, Chete Pose González. Con el paso del tiempo, sus fotos, tomadas a partir de 1924, se convirtieron en documentos importantes para dejar muestra gráfica de la historia de este territorio. Su obra es también un repaso a la historia de la fotografía rural. Las primeras postales de Muxía, y de Corcubión -villa en la que vivió- fueron hechas por él y coloreadas a mano. A día de hoy son muchas las peticiones que recibe el guardián de su legado para usar este material en exposiciones e incluso tesis.

"Siempre iba con la cámara a todas partes", aun cuando estaba retirado, cuenta Pose González. Entre este inmenso patrimonio hay fotos de los años 20 que se encuentran en perfecto estado de conservación. "A lo mejor, antes de la copia definitiva hacía una o dos pruebas. No le importaba el gasto en material", continúa. Su memoria privilegiada también le permitía ver un negativo y relatar el nombre y la procedencia del retratado. Incluso las fotos de bebés. Gran documentador visual, también mantenía correspondencia "por números" con fotógrafos de todo el mundo.

Varias son las publicaciones y escritos sobre la obra de Ramón Caamaño. Los primeros incluso fueron costeados por él mismo como un libro de postales o un álbum de retratos, de los que ya no quedan ejemplares a la venta. El historiador local Xan Fernández Carrera elaboró en 1999 la biografía "Ramón Caamaño, Historia Viva da Costa da Morte" ("Historia viva de la Costa da Morte") en la que refleja toda la vida de este ilustre fotógrafo.

LÓPEZ ABENTE, EL POETA DEL MAR

Muxía tiene siempre presente a Gonzalo López Abente (1978 - 1963), natural de la villa y emparentado por vía materna con el bardo bergantiñán Eduardo Pondal Abente. Entre los sus contemporáneos de las Irmandades da Fala (movimiento político y social gallego) fue conocido como el "poeta del mar". De hecho, uno de sus poemas más conocidos lleva por título "O meu mar" (Mi mar).

En la entrada de Muxía se encuentra el monumento inaugurado en 1971, año en el que se le dedicó el Día das Letras Galegas. En la plaza Cabo da Grixa encontrarás una placa señalando el lugar de nacimiento del poeta y en la calle Virxe da Barca, la casa donde vivió identificada con una losa de piedra en la acera. Un poco más adelante (Casa das Beiras) encontrarás la sede de la Fundación Gonzalo López Abente, creada para la puesta en valor de la memoria del poeta. Incluso hay diseñada una ruta literaria.